Dr. Julio Alejandro Murra Saca
Médico Gastroenterólogo
Tel : (503) 2226-3131, (503) 2225-3087
Celular (503) 7887-2507
Email: 
Edificio Centro Scan, Colonia Médica, San Salvador, El Salvador


 

Página Principal
Helicobacter Piloris

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

¿Que nos diferencia?- Información de la clínica- Indice de Preguntas

EL BALÓN INTRAGÁSTRICO, UN TRATAMIENTO EFICAZ PARA LA OBESIDAD

 
 
 
 
 
 
 
¿COMO PREVENIR EL CÁNCER DEL APARATO DIGESTIVO? No se deje sosprender por el cáncer ni usted ni sus familiares o amigos.
 
 
¿PODRÍAN LAS ENFERMEDADES DEL ESÓFAGO CAUSAR DOLOR EN EL PECH0 QUE SE CONFUNDE CON UN INFARTO DEL CORAZÓN?
 
¿Cuales son las causas más frecuentes de dolores en la boca del estómago? .
 
 
 
 
 
 
 
¿CUALES SON LOS CANCERES MÁS COMUNES EN AMBOS SEXOS?
 
 

¿Cómo se me puede realizar un análisis de cáncer de colon?

¡Buena pregunta! Las mujeres están acostumbradas a realizarse mamografías para analizar si existe cáncer de mamas, y los hombres saben más sobre la prueba de PSA (antígeno específico de próstata) para verificar la existencia de cáncer de próstata. Lamentablemente, muchas personas no saben del mismo modo que el cáncer de colon es la segunda causa principal de muertes por cáncer, pero se puede prevenir. Los pólipos son crecimientos anormales que pueden volverse cancerosos a medida que aumentan de tamaño. Estos pólipos se remueven fácilmente por medio de una colonoscopía cuando se detectan prematuramente.

El análisis debe empezar a realizarse a los 40 para personas de riesgo promedio y generalmente implica una colonoscopía. Las colonoscopías generalmente se realizan como procedimiento ambulatorio (con sedación) y los resultados se obtienen de inmediato.

¿Los procedimientos de gastroenterología son dolorosos?

Aunque la mayoría de las personas entiende la importancia del análisis, posponen la realización de un procedimiento de este tipo porque temen que será doloroso y/o incómodo. Este “mito” no siempre es real. Durante el procedimiento el paciente está medicado para que pueda dormir cómodamente durante todo el proceso.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de colon?

Mientras el cáncer colorrectal con frecuencia se desarrolla sin síntomas, por lo cual es tan fundamental el análisis para verificar la existencia de enfermedad, puede haber algunos síntomas sobre todo en etapas avanzadas de la enfermedad, incluyendo:

• Sangrado rectal
• Sangre en deposiciones (rojo fuerte)
• Cambio en los hábitos intestinales
• Deposiciones más angostas de lo usual
• Molestias estomacales generales (hinchazón, calambres y/o distensión)
• Diarrea, constipación, o sensación de que el intestino no se evacuó por completo
• Dolores de gases frecuentes
• Pérdida de peso sin razón aparente
• Cansancio constante
• Vómitos

¿Qué es lo que causa la formación de pólipos?

Las causas exactas de los pólipos no son conocidas con certeza, pero parecen estar más relacionadas con factores hereditarios o de estilo de vida. Los factores genéticos pueden determinar la susceptibilidad de una persona a la enfermedad, mientras que los factores alimenticios y de estilo de vida pueden determinar qué personas en riesgo en realidad van a formar pólipos (que más tarde se convertirán en cáncer). Las dietas altas en grasas y bajas en frutas y verduras pueden aumentar el riesgo de pólipos. Los factores de estilo de vida como el cigarrillo, vida sedentaria y obesidad también pueden aumentar el riesgo.

¿Cómo se puede evitar la formación de pólipos?

Pocos estudios pudieron demostrar que la modificación del estilo de vida reduce el riesgo de pólipos de colon o cáncer. Sin embargo, las modificaciones al estilo de vida como la reducción de grasas dietarias, aumento de fibra, asegurar una ingesta adecuada de vitaminas y micro-nutrientes, y el ejercicio, pueden mejorar la salud en general. Los estudios demostraron que la cantidad adecuada de calcio en forma de dieta o suplementos puede reducir el riesgo de pólipos.

¿Exactamente cuál es el pólipo “pre-canceroso”? Si se remueve el pólipo, ¿significa que estoy curado?

El término de pólipo "pre-canceroso" puede tener dos interpretaciones posibles. Una describe la evolución de la capa interna del colon, de células normales de colon a cáncer de colon. En esta evolución, el paciente primero desarrolla un pólipo, las células en el pólipo luego se convierten en atípicas o displásticas. Luego, el pólipo se degenera en cáncer prematuro, continuado al pólipo en sí, y finalmente hay un cáncer de colon invasivo. Algunas personas se refieren a todos los pólipos hasta el punto de cáncer como pólipos “pre-cancerosos”.

La otra interpretación se relaciona con la clasificación de pólipos y su potencial de malignidad. Hay dos categorías amplias de pólipos que se encuentran comúnmente durante el análisis de cáncer: pólipos adenomatosos y pólipos hiperplásticos. Los adenomatosos son el tipo asociado con mayor riesgo de cáncer de colon y a veces se denominan “pre-cancerosos”. Los tipos de pólipo en esta categoría incluyen adenomas, adenomas tubulares, adenomas dentados y pólipos adenomatosos. Los hiperplásticos, por otro lado, son otra categoría importante de pólipos no asociados con mayor riesgo de cáncer de colon.

Si se descubre un pólipo adenomatoso en una sigmoidoscopía, muchos médicos recomendarían una colonoscopía completa para analizar el resto del intestino. La remoción de un pólipo benigno evita que se desarrolle el cáncer en ese lugar, pero es probable que el paciente desarrolle pólipos en otros lugares. Se indica un seguimiento más minucioso para estos pacientes.

¿Los pólipos pueden "desprenderse" o cuidarse de sí mismos sin tener que eliminarlos?

Los pólipos tienen un índice de crecimiento lento y los estudios demuestran que los pólipos de hasta 10 mm poseen un tamaño bastante estable durante un intervalo de 3 años. Un verdadero pólipo nunca se “desprenderá” ni cuidará de sí mismo por sí solo.

¿Qué alimentos o dieta debería seguir para evitar el cáncer colorrectal? ¿Hay alimentos que realmente causen el cáncer colorrectal?

No hay alimentos que causen el cáncer colorrectal. Sin embargo, los estudios de diferentes poblaciones identificaron asociaciones que pueden afectar el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, o lesiones precancerosas llamadas pólipos. Parece haber un riesgo levemente mayor de desarrollar cáncer colorrectal en países con mayor ingesta de grasas no lácteas (asociadas con la carne) o carnes rojas. Por ejemplo, EE.UU. y Canadá tienen mayores índices de cáncer colorrectal que países como Japón o Nigeria y esto se relaciona con el consumo de grasas y carnes. De manera similar, ha habido una relación con los menores índices de cáncer colorrectal y mayor ingesta de fibras. Estudios recientes cuestionaron esta relación, pero en general recomendamos una dieta elevada en fibras vegetales y baja en grasas y un consumo de carnes rojas moderado a bajo. Finalmente, el calcio y el ácido fólico parecen tener efectos protectores en el colon. Quedan muchas preguntas sin responder en este área. No importa cual sea su ingesta dietaria, ¡no olvide preguntarle a su médico cual es la prueba de análisis apropiada para identificar pólipos y cáncer prematuro!

¿La semilla de lino o el té verde evitan el cáncer colorrectal?

Los vegetales crucíferos parecen brindar algo de protección contra el cáncer colorrectal. Hay mucha bibliografía actualmente que apunta al efecto del té verde y el cáncer colorrectal. Los catechins de té y polifenoles relacionados pueden tener efecto inhibidor en el cáncer de colon. El jugo de uva puede tener un efecto similar al té verde en líneas celulares de cáncer de colon humano. Los ensayos clínicos son necesarios para determinar la verdadera eficacia. Si su libro de bolsillo le permite adquirir té verde, probablemente no le hará daño consumir té verde.

¿La fibra juego un rol protector en el cáncer colorrectal?

La cuestión de si la fibra juega un rol protector contra el cáncer colorrectal se convirtió en un tema de controversia. Los primeros estudios sugirieron que la fibra es protectora realmente, mientras que los últimos estudios muy difundidos no encontraron efecto protector. Los estudios adicionales pendientes pueden resolver la controversia, una dieta elevada en fibras es lo recomendado por su valor nutritivo integral y porque promueve una buena función intestinal. Además, la fibra es también beneficiosa para personas con diabetes, insuficiencia cardíaca, hipertensión y una variedad de otras afecciones médicas.

¿La intolerancia a alimentos o lactosa aumenta el riesgo de cáncer de colon o recto?

No se conocen datos reales de que el consumo de productos con lactosa o que la intolerancia a la lactosa sean un factor de riesgo para el cáncer de colon. Sin embargo, existen muchos libros recientes, sugiriendo que la terapia probiótica es saludable, que la microflora del colon puede tener alteraciones por productos lácteos dietarios como por ejemplo retardo del riesgo de cáncer de colon.

¿Cuáles son los primeros síntomas de este tipo de cáncer?

El cáncer colorrectal puede asociarse con pérdida de peso inexplicable, cambios en hábitos intestinales con respecto a lo considerado normal para una persona, ya sea constipación o diarrea, anemia inexplicable (bajo conteo de glóbulos rojos), sangre visible en deposiciones, sangre oculta en deposiciones (verificada por medio del untado de deposiciones en una tarjeta llamada prueba de sangre oculta en heces), y dolores abdominales con o sin explicación. Es también importante recordar que el cáncer de colon puede no tener síntomas ni estar asociado a ninguno de estos. Por eso la detección temprana mediante un análisis es tan importante.

¿Es posible tener cáncer de colon o recto sin tener pólipos?

El cáncer colorrectal se puede producir sin pólipos, pero es muy poco común. Las personas que padecen enfermedades intestinales inflamatorias desde hace mucho tiempo, como colitis ulcerosa crónica o colitis de Crohn, tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal que se produce en ausencia de pólipos. Cuanto mayor es el grado de participación del colon por enfermedad inflamatoria de intestino y mayor es la duración de la enfermedad, mayor es el riesgo de cáncer colorrectal. Los cánceres colorrectales en personas con enfermedad inflamatoria del intestino crónica pueden parecer lesiones planas tipo placa, o incluso tal vez no se distinguen del tejido de color circundante. Las lesiones grandes masivas con márgenes distintivos observadas en la mayoría de los casos de cáncer colorrectal no son comunes en enfermedad inflamatoria del intestino.

El cáncer colorrectal asociado con enfermedad inflamatoria del intestino representa menos del 1 por ciento de todos los cánceres colorrectales diagnosticados en Estados Unidos cada año. También hay informes que sugieren que puede surgir pequeño cáncer de colon en tejido de colon plano lo cual es totalmente normal o contiene una pequeña área plana de tejido adenomatoso (precanceroso). Este tipo de cáncer colorrectal es una excepción a la regla y se considera un evento poco frecuente. La mayoría de los cánceres colorrectales surgen de pólipos adenomatosos (precancerosos) pre existentes.

¿Es posible tener sangre en deposiciones pero no tener cáncer de colon?

Yes, it is possible to have blood in your stool but not have colon cancer. Hemorrhoids, anal fissures or tears, infections of the colon (infectious diarrhea), inflammatory bowel disease (ulcerative colitis or Crohn's colitis), colonic diverticula and abnormal blood vessels (arteriovenous malformations or angiodysplasia) may all be associated with bleeding from the rectum or colon. Blood in the stool may also occur from lesions in the stomach and small intestine such as peptic ulcer disease, angiodysplasia and Crohn's disease of the small intestine. Rectal bleeding of any amount or blood in or on the stool is never normal and should not be ignored, as some causes of rectal bleeding and blood in the stool (colon cancer) are more serious than others. Speak with your gastroenterologist about any rectal bleeding and schedule a colonoscopy to get the bleeding properly checked out.

¿Cuál es la mejor prueba de análisis de cáncer de colon?

La colonoscopía es el único método que tiene alta sensibilidad para todos los pólipos, pequeños y grandes, que presenta la capacidad de removerlos en el momento del procedimiento. La colonoscopía virtual es una posibilidad para el análisis, pero no está aprobada aún. Si se aprobara la colonoscopía virtual existe una probabilidad de perder lesiones pequeñas o planas. Además, cualquier anormalidad vista exige un examen colonoscópico para verificar el hallazgo o para remover el pólipo. Otros procedimientos de análisis más nuevos incluyen la prueba de ADN anormal en heces y la combinación posible de una sigmoidoscopía y un enema de bario, que se sugiere actualmente si la colonoscopía no está disponible en general. Sin embargo para remover pólipos, solo existe un procedimiento útil actualmente, y es la colonoscopía.

¿Las pruebas de análisis colorrectal las realiza su médico de cabecera o deben ser realizadas por gastroenterólogos u otros expertos?

Existen varios tipos de prueba de análisis de cáncer colorrectal. Las pruebas de sangre oculta en heces son generalmente realizadas por su médico de cabecera para que usted se lleve a casa con instrucciones para la prueba y sobre cómo devolverlas al laboratorio para su desarrollo. La sigmoidoscopía flexible, que evalúa la última tercera parte del colon con un endoscopio, es realizada por algunos médicos de cabecera pero no por todos. Los médicos de cabecera que no realizan sigmoidoscopías flexibles en su consultorio en general derivan pacientes a un gastroenterólogo de otro especialista para el procedimiento. La colonoscopía es una evaluación endoscópica más extensiva de toda la longitud del colon y no es realizada por médicos de cabecera, sino por gastroenterólogos u otros especialistas. La colonoscopía es considerada por la American Cancer Society como procedimiento de alto nivel para analizar cáncer de colon y también por muchas organizaciones profesionales, y se recomienda ampliamente que su médico de cabecera lo derive a un gastroenterólogo o endoscopista con certificación académica para que realice esta prueba.

¿El síndrome de colon irritable es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer colorrectal?

El síndrome de colon irritable (IBS) es un problema funcional crónico en el intestino que se caracteriza generalmente por patrones de diarrea y heces flojas, alternadas con constipación. También puede asociarse con dolores y calambres abdominales. El IBS no está asociado con aumento de riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. Los pacientes con IBS tienen expectativa de vida normal. Aunque los pacientes con IBS no tengan mayor riesgo de cáncer colorrectal, no están en menor riesgo tampoco, y deben seguir los lineamientos de análisis recomendados como cualquier otra persona. Si los síntomas de su IBS cambian con respecto a lo habitual o a su patrón regular, o si ve sangrado en sus heces, notifique a su médico o gastroenterólogo.

¿Las personas jóvenes pueden tener cáncer colorrectal? ¿Si no hay antecedentes familiares y si la persona tiene menos de 30 años, debería preocuparse por el riesgo de padecer cáncer colorrectal?

En general es muy poco común para las personas jóvenes padecer cáncer colorrectal. Sin embargo, existen dos síndromes hereditarios bien reconocidos en los cuales puede desarrollarse el cáncer el personas jóvenes. El primero es la poliposis adenomatosa familiar (FAP). Esta es una enfermedad en la cual existe una mutación de un gen supresor de tumor y las personas afectadas desarrollan cientos a miles de pólipos precancerosos en el colon. Salvo que se extirpe el colon, el 100 por ciento de estos pacientes padecerán de cáncer colorrectal, generalmente cerca de los 30 años. La enfermedad se hereda directamente de uno de los padres afectados (herencia dominante autosómica) lo que significa que cada hijo tiene un 50 por ciento o posibilidad de 1 en 2 de heredar el gen anormal. Si se hereda el gen, el hijo con el tiempo desarrollará pólipos. La edad promedio para desarrollo de pólipos en este síndrome es a mediados de la adolescencia, aunque a veces se descubren pólipos en los hijos de 8 o 10 años de edad.

Si se sabe que la familia tiene FAP, el padre afectado y los hijos en riesgo pueden someterse a análisis para ver la mutación del gen con una prueba genética. Los hijos de familias que se niegan o no pueden hacerse pruebas genéticas comienzan a realizarse sigmoidoscopías o colonoscopías a los 10 o 12 años de edad y cada 6 a 12 meses para verificar la presencia de pólipos. Cuando se empiezan a desarrollar pólipos numerosos se programa una cirugía. Lo bueno de esta enfermedad es que las opciones quirúrgicas son muy buenas y ahora el colon puede removerse con frecuencia por medio de una mini o laparoscopía. El intestino se coloca de vuelta directamente y no se necesita bolsa. Las personas mueven el intestino de manera normal.

El otro trastorno heredado reconocido es el cáncer colorrectal hereditario sin poliposis (HNPCC). En este síndrome el cáncer también se produce en forma temprana y se desarrolla a partir de pólipos. Pero aquí, no hay cientos de pólipos como en el FAP. La enfermedad se presenta a una mayor edad también. La recomendación común es la colonoscopía en hijos en riesgo de familias afectadas que se realice a los 25 y se repitan cada dos años. Las pruebas genéticas también pueden ser útiles. Por lo tanto, existen recomendaciones específicas para hijos en familias con altos índices de cáncer de colon. Pero debe conocerse el síndrome específico. Es muy importante para los hijos de familias como esta ser examinados por expertos con experiencia en estos síndromes y en instituciones donde haya disponibles servicios de pruebas y asesoramiento en genética.

Es posible, aunque poco frecuente, que se produzca cáncer de colon esporádico en personas jóvenes que no sean las afectadas por FAP o HNPCC.

 

 

El Salvador Atlas of Gastrointestinal VideoEndoscopy

 

Que nos diferencia.htm

Centro de aprendizaje de la Asociación Americana de Endoscopia Gastrointestinal.


Web Master: Dr. Julio Alejandro Murra Saca
San Salvador, Republic of El Salvador